Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

EL ARTE DE LA ESTRATEGIA

Puedes seguirnos en:

-???-


Mente. ¿Qué es ser inteligente?

El poder de la mente > Mente. Sobre genios y estúpidos

Resolver problemas teóricos ya no es suficiente. ¿Qué es ser inteligente? Los factores emocionales y sociales son fundamentales, pero aunque practiquemos, nunca podremos ser Einstein. ¿Qué diferenciaba a Forrest Gump del resto de los mortales? Hasta su mamá sabía la respuesta: solamente un par de puntitos, los necesarios para entrar en la mágica franja 90-110, el coeficiente intelectual que señala una inteligencia "normal". Eso era en la década de los 50.


Mente. ¿Qué es ser inteligente?

¿Qué es ser inteligente?

Para muchos, pensar de manera "fría" ya no es suficiente. No se trata de un término solamente ligado a la capacidad de resolver problemas teóricos y al manejo de una sólida base de datos. Incluso el best seller del ramo se llama "La inteligencia emocional"; su autor, Daniel Goleman, vendió más de un millón de ejemplares asegurando que razón y corazón finalmente pueden ir de la mano.

Según Robert Sternberg, profesor de Psicología y Educación de la Universidad de Yale y editor de la Enciclopedia de la Inteligencia, existen tres facetas de lo que normalmente llamaríamos inteligencia: la analítica, la creativa y la práctica, y las tres funcionan juntas.

"Inteligencia es la habilidad para tener éxito en la vida, de la manera que uno lo defina dado su contexto cultural. Las personas inteligentes son las que se dan cuenta de sus virtudes y debilidades, y saben explotar al máximo las primeras mientras manejan las segundas", aseguró el especialista en diálogo con La Nación.

Para el físico y filósofo Mario Bunge, la inteligencia se divide en dos grandes ramas: una conceptual y otra social, "donde importan la comunicación, la interacción con los demás y formar alianzas", afirmó en una conversación telefónica desde Canadá.


Programas formativos de masters y cursos de psicologia


Deficiencia emocional

En los laboratorios Bell de los Estados Unidos, por ejemplo, se realizó un estudio para descubrir por qué algunos científicos tenían un mal desempeño en los trabajos a pesar de una comprobada habilidad intelectual.

La investigación sacó a la luz que los empleados que no eran apreciados por tener capacidades emocionales y sociales deficientes eran dejados de lado por sus colegas, de la misma manera que el "traga" o el "mandaparte" quedan al margen de los juegos en el recreo. Al permanecer aislados, se perdían un importante punto de encuentro para el intercambio de información profesional y un lugar donde buscar consejos al quedar atascados en algún proyecto.

"Los elementos de la inteligencia emocional -el autoconocimiento, la autodisciplina, la motivación, la empatía y la capacidad de trabajar en equipo- pueden parecer poco profesionales", reconoció Goleman.

Pero la inteligencia emocional no significa controlar el enojo o llevarse bien con todo el mundo. Es "tener la habilidad para conocerse a sí mismo y entender el bagaje emocional ajeno lo suficientemente bien como para influir en la dirección de la empresa", afirmó el especialista.A pesar de los miles de adeptos que cosechó en todo el mundo, este nuevo concepto no convence a todos.

"El concepto de inteligencia emocional es popular y útil... digamos que emocionalmente. La evidencia científica que lo sostiene todavía es débil", destacó Sternberg.

Claro que sea cual fuere la definición más apropiada de "inteligencia", lo cierto es que hay ciertos personajes de la historia que serían paradigmas de cualquiera de ellas.

"Aristóteles, por haber construido el primer sistema filosófico; Descartes, por su enorme curiosidad y la forma en que pudo relacionar disciplinas tan disímiles como la matemática, la física, la anatomía y la teología. Y Einstein, porque a los 25 años escribió tres artículos, cada uno de los cuales merecía un premio Nobel", aseguró Bunge.

Como Einstein y Aristóteles


Pero este tipo de inteligente, ¿se nace o se hace? Si nos entrenamos, ¿podemos ser como ellos? "Por el momento, no", desalientan Graciela de Ipola y Cristina Rodríguez Varela, las creadoras del Sistema Operativo Inteligente (SOI) del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA).

"Con los conocimientos científicos actuales, nadie -por más que se entrene- podrá sobresalir como Einstein o Picasso si no está en su naturaleza genética hacerlo. Sin embargo, cada uno de nosotros tiene un potencial neuronal de expansión inteligente que seguramente no utilizamos ni explotamos al máximo, y que podemos desarrollar mediante entrenamiento adecuado."

Claro que no sirve aprender a jugar ajedrez para entrenarse en planificación: "Es preciso hacerlo dentro del área de desempeño, porque al cerebro le cuesta transferir espontáneamente lo aprendido de un área a otra", afirman las especialistas locales. Con esto, aparentemente el cerebro izquierdo y el derecho tendrían poco que ver: "Se ha exagerado mucho y se ha hecho mucha literatura barata al respecto", subrayó Bunge.

Más duro aún, Sternberg afirmó que "las únicas personas que siguen promoviendo esta idea son aquellos que saben poco o nada sobre el cerebro, y los que quieren enriquecerse a costa de una idea que fue invalidada científicamente hace años".


Mente. ¿Qué es ser inteligente?


Números y cráneos
También se encuentra en baja la fe ciega en el coeficiente intelectual que marcó el siglo XX. Inventada por Alfred Binet en 1905, la supuesta objetivación de la inteligencia en un número fue utilizada para discriminar a "grupos indeseables" en políticas de inmigración y esterilización.

"El problema de fondo está en la tendencia del hombre a cosificar todo. Nombramos con el término inteligencia a ese enormemente complejo y multifacético conjunto de capacidades humanas, y pretendemos que un número pueda resumirlo y así establecer jerarquías", confirmó a La Nación el científico de Harvard y autor del famoso estudio sobre la medición de la inteligencia "The mismeasure of man", Stephen Jay Gould.

Claro que no estamos en presencia de un fenómeno nuevo. En el siglo XIX hizo furor en los círculos científicos y ante la opinión pública otro intento por clasificar la inteligencia: la craneometría, o el estudio del tamaño de los cerebros. Su figura más sobresaliente fue el fundador de la Sociedad Antropológica de París, Paul Broca. Para su escuela, cuanto más grande el cerebro, más inteligente la persona, lo cual inmediatamente sirvió para explicar la inferioridad mental de las mujeres.

Claro que enseguida se encontraron con problemas. El cerebro de Walt Whitman, por ejemplo, pesaba la mísera cantidad de 1,282 gramo. Peor aún, se descubrió la gran cantidad de asesinos con una enorme masa de materia gris. Pero simplemente concluyeron que para un crimen perfecto también hace falta pensar mucho.

Autor: Juana Libedinsky
Tu Remanso


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
El Poder de Tu Mente

Leonardo Ferrari


Ni te imaginas lo que tu mente puede hacer por ti

Descargar Demo Libro en PDF



En la primera parte, aprenderás todo sobre el autocontrol.

La concentración mental, las técnicas de respiración para calmar la mente, la relajación y la meditación ya no tendrán secretos para ti.

Mediante unas técnicas probadas, con el poder de tu mente lograrás eliminar los problemas de sueño, dormirás mejor, y una vez dormido, a controlar y programar tus sueños.

Tendrás un buen conocimiento sobre programación neurolingüística que te permitirá modificar la conducta propia y la de los demás.

Además, conocerás a otra gran desconocida: la inteligencia emocional. Sólo con estos conocimientos es suficiente para seguir elevando tu mente durante toda tu vida.


En la segunda parte, conocerás y practicarás muchos aspectos de tu cerebro y de tu mente.

¿Sabías que no son lo mismo mente y cerebro? ¿Sabes cómo funciona el cerebro y sus efectos en tu mente?

También aprenderás a dibujar mapas mentales que te permitirán un mejor aprendizaje y más claridad mental.

Además, hay 15 técnicas probadas para desarrollar la creatividad.

Lograrás autohipnotizarte y conocerás las nociones básicas de la hipnosis.

Siguiendo esta línea, y con muchos ejemplos para practicar, sabrás cómo trabaja el inconsciente.

Hay dos capítulos más que previenen sobre la comunicación subliminal y la manipulación mental.

Por último, varias técnicas para mejorar tu memoria y acelerar tu capacidad de aprendizaje.


El libro es eminentemente práctico con ejemplos sencillos y claros para cada tema.

Sencillo, fácil y explicado con ejemplos

Lo lees y ya lo practicas

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Mente. Concentración y respiración Mente. 21 consejos para evitar el estrés
Mente. Relajación Mente. Los 8 tipos de Personalidad Trastornada
Mente. Meditación Mente. Consejos para superar tus 7 miedos más frecuentes
Mente. Sueño Lúcido Mente. Las 12 formas más comunes de Distorsionar la Realidad
Mente. Programación Neurolingüística PNL Mente. La chispa de Einstein en 8 relatos
Mente. La Vía del Genio Mente. Cerebro y Nutrición. Alimentos perjudiciales para la mente
Mente. Ocho formas de ser listo Mente. Cerebro y Nutrición. Sobre proteínas, carbohidratos y grasas
Mente. Grafología Mente. La fuerza del gingko biloba
Mente. Grafología. Un caso práctico Mente. 5 falacias del pensamiento egocéntrico
Mente. Falacias Mente. 11 estrategias para superar la manía de tener todo bajo control
Mente. La estupidez humana Mente. 20 estrategias para mejorar la memoria
Mente. Tu mente te engaña. Heurística, sesgos y falacias. Mente. 5 pasos para tratar de salir del sufrimiento personal
Mente. Hipnosis y autohipnosis. Introducción, verdades y mentiras Mente. Las características y las 4 etapas del proceso creativo
Mente. Técnica pura para hipnosis y autohipnosis Mente. Creatividad. Conceptos generales
Mente. Técnica de relajación muscular para hipnosis y autohipnosis Mente. Creatividad. Pensamiento lateral
Mente. Técnica de visualización muscular para hipnosis y autohipnosis Mente. Técnica de creatividad de Leonardo da Vinci
Mente. Técnica mixta para hipnosis y autohipnosis Mente. El comportamiento egocéntrico
Mente. 10 trucos para optimizar tu poder mental Mente. Ocho vicios que matan la creatividad
Mente. Autocontrol. 10 mandamientos (y uno más) Dhammapada. Budismo y control de la Mente
Mente. 20 consejos rápidos para mantenerte inspirado Mente. Superar el miedo
8 alimentos para el cerebro y la mente Mente. Antes tontos que muertos
Mente. La imaginación Mente. El circuito del odio
Mente. Adictos al juego Mente. Miedo al futuro
Mente. Miedos y fobias Mente. Cómo puedes luchar contra tus miedos
Mente. Cómo vencer tu miedo de hablar en público Mente. El Control Mental, la Meditación  y La Ciencia
Mente. La meditación y el aprendizaje Mente. ¿Sabes por qué soñamos?
Mente. La relajación muscular Mente. 8 consejos para potenciar tu memoria
Mente. 7 trucos para recordar nombres El Poder de la mente aplicado a emprendedores
Mente. 10 sencillos trucos mentales Mente. 3 trucos mentales de persuasión
Mente. Los 10 síntomas de la ludopatía Mente. Errores al procesar la información
Mente. Ansiedad y Fobias Mente. Cerebro y Nutrición
Mente. Depresión: prohibido estar triste Mente. ¿Cuánto placer puedes soportar?
Mente. Efecto placebo en el cuerpo Mente. Nos vemos mejor de lo que somos
Mente. Trucos de magia que engañan al cerebro Mente. Cómo desarrollar tu capacidad creativa
Mente. Tomarse la vida con humor Mente. Cómo implantar falsos recuerdos
Mente. Tu memoria te miente Mente. ¿Qué es ser inteligente?

-???- | -???-