Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

EL ARTE DE LA ESTRATEGIA

Puedes seguirnos en:

-???-


Como usar las tarjetas de crédito y débito

Finanzas personales. Emprender > Economía y finanzas personales

Con este artículo de conocimientos básicos sabrá cómo proteger sus tarjetas de crédito y sus datos personales evitando fraudes y operando con seguridad

¿Qué PIN debo poner?
Usted puede cambiar el PIN de su tarjeta al número que quiera. Se aconseja elegir un número que le sea fácil de memorizar, pero que no sea obvio a terceros ni fácil de adivinar. Recuerde que nunca debe facilitar el PIN a nadie ni llevarlo escrito junto con la tarjeta.


¿De verdad sabe usar las tarjetas de crédito y débito? ¿Qué PIN debo poner?

¿Hay que firmar la tarjeta?

Firmar o no las tarjetas de crédito y débito actualmente es tema de debate. Siempre se ha aconsejado firmarlas en cuanto se reciban como medida de seguridad para evitar que otra persona pudiera hacerlo en caso de robo o extravío. Es una consigna que ponen las empresas emisoras de las tarjetas.

Sin embargo, hay quien opina que si otra persona se apodera de una tarjeta firmada tendrá la posibilidad de copiarnos la firma, por lo que da mayor seguridad escribir “PEDIR DNI” en el espacio reservado para la firma. Así se asegura que en cualquier comercio la persona que cobra tendrá la obligación de pedir documentación al portador de la tarjeta y que se cerciorará de que el nombre coincida. En este caso si alguien se apodera de su tarjeta no podría utilizarla para comprar en una tienda, al no ser que también tenga su DNI.

No obstante, esta última práctica también tiene sus inconvenientes. Muchos establecimientos tienen como política rechazar cualquier tarjeta si no está firmada, así que podría llegar hasta la caja y no poder realizar la compra. Además, si en el contrato de su tarjeta se especifica como obligación la firma del titular en la misma, podría quizá tener problemas. La mayoría de las entidades están adheridas a un código de buena conducta que limita la responsabilidad del titular de la tarjeta por los pagos fraudulentos realizados por terceros en caso de robo o extravío (ninguna responsabilidad por los pagos fraudulentos realizados después del aviso a la entidad de su pérdida o robo y un máximo de 150 euros por los pagos producidos antes del aviso). Pero se añade la condición “…salvo que el titular haya incurrido en fraude o negligencia grave”. No está del todo claro si se podría considerar no firmar la tarjeta como una negligencia por parte del titular.

En todo caso, lo más seguro es extremar las precauciones para no perder la tarjeta de vista y dar rápidamente el aviso en caso de robo o pérdida.


¿De verdad sabe usar las tarjetas de crédito y débito? Precauciones en un cajero automático.

¿Qué precauciones he de tomar para operar con una tarjeta?
Hay varias formas en que su tarjeta podría ser utilizada de forma fraudulenta.

Robo o pérdida de la propia tarjeta
Evidentemente, en caso de pérdida o robo de la tarjeta otra persona podría utilizarla para realizar compras en un comercio o en Internet.

Para protegerse en caso de robo o pérdida de la tarjeta:

•Firme la tarjeta en el momento de recibirla para que nadie más pueda hacerlo, o escribir “PEDIR DNI” en el espacio reservado.
•Guarde los documentos adjuntos a su tarjeta en un lugar seguro.
•No anote nunca el número secreto (PIN) junto a la tarjeta, ni en el mismo bolso. Memorícelo para no tener que llevarlo escrito. No utilice como número secreto datos fáciles de adivinar como el día de su cumpleaños, D.N.I., etc.
•Cuando introduce su PIN en un cajero automático, utilice la otra mano para tapar el teclado para que no lo vean otros (incluyendo cámaras ocultas).
•Si no hace uso habitual de la tarjeta, compruebe periódicamente que siga en su poder.
•No lleve más que las tarjetas de crédito que realmente utiliza, sobre todo en los viajes.
•Lleve el número de teléfono que la entidad le ha facilitado para llamar en caso de emergencia y para poder comunicar la pérdida de la tarjeta, pero llévelo siempre en lugar separado de la tarjeta.

Robo o pérdida de los datos de la tarjeta
Los criminales también pueden lograr utilizar su tarjeta, sin tener la tarjeta física, lo que podría ser incluso más peligroso, ya que usted sigue teniendo la tarjeta en su poder y puede no darse cuenta.

Por ejemplo, si tienen sus datos (nombre, número de la tarjeta o PAN, fecha de caducidad y número de seguridad) podrían fabricar una tarjeta falsa o realizar compras por Internet o teléfono.

Los criminales tienen varias posibilidades de conseguir esta información. Para evitar este tipo de fraude:

•No pierda nunca su tarjeta de vista. Cuando paga en un comercio o restaurante, lo más seguro es acompañar a la persona que va a realizar el cobro en vez de entregar la tarjeta. Cada vez hay más restaurantes que disponen de terminales portátiles para que los camareros puedan pasar las tarjetas y realizar el cobro en la propia mesa, delante del cliente. Si no es así, siempre puede comunicar, educadamente, que prefiere acompañar a la persona que tiene su tarjeta, o pasar a pagar en caja.
•No deje nunca su número de tarjeta a la vista de desconocidos (escrito en el exterior de un sobre, o una postal).
•Tenga cuidado con los recibos de comercios, cajeros automáticos, etc., en los que figuran sus datos personales. Archívelos en un lugar seguro durante un tiempo prudente y luego destrúyalos. Nunca tire un recibo del cajero automático en el mismo recinto del cajero.
•Nota: Ha habido un aumento del crimen de robo de identidad por ladrones que abren y miran la basura de otras personas. Se recomienda destruir bien la parte de toda correspondencia, recibos y otra documentación que contenga información personal antes de tirarlo a la basura. Puede utilizar un destructor de papeles (hay modelos pequeños en el mercado por menos de 40€ que podría tener en casa), o cortar, romper bien o quemar la documentación usted mismo.
•Tenga cuidado también al decir su número de tarjeta u otros datos personales en voz alta, como por ejemplo por teléfono, o en lugares públicos donde otros podrían estar escuchando.
•Nunca proporcione su número de tarjeta u otros datos personales por teléfono o Internet, a no ser que usted haya iniciado la operación y esté realizando una reserva o compra. Nunca escriba esta información por correo electrónico.
•Siempre es mejor acceder a un sitio Web donde va a realizar una compra o introducir datos personales, escribiendo la dirección en la barra de direcciones. Nunca acceda a través de un enlace enviado por correo electrónico. El enlace puede ser falso, enviándole a otro sitio falso, aunque aparentemente idéntico al verdadero.
•Si realiza compras por Internet con la tarjeta, asegúrese de que sea un sitio Web seguro (debe aparecer un icono de un candado o llave sin romper abajo, en la barra de estado de la ventana de su navegador).


¿De verdad sabe usar las tarjetas de crédito y débito? ¿Qué hago si pierdo o me roban la tarjeta?

¿Qué hago si pierdo o me roban la tarjeta? ¿Tengo que pagar si alguien utiliza mi tarjeta?
En este caso, usted, como titular, tiene la obligación de avisar inmediatamente a la entidad emisora. Desde el momento de la comunicación queda, en principio, libre de responsabilidad sobre el uso de la tarjeta. Por el contrario, hasta el momento del aviso la responsabilidad recae normalmente sobre usted.

La normativa fija en 150 € el límite de su responsabilidad, como titular, por uso fraudulento que puedan hacer de su tarjeta antes de que avise de la pérdida o el robo. Esa limitación no opera si usted comete fraude o negligencia grave. Se considera que un titular se comporta negligentemente si no toma medidas razonables para proteger la tarjeta y el número secreto, o si no avisa, sin tardanza, de la pérdida o robo del documento.

Es importante revisar con cuidado los extractos de las tarjetas y cuentas bancarias en cuanto los reciba. Si utiliza un servicio de Banca online podrán ver todos los movimientos realizados prácticamente en tiempo real. En cualquier caso, si detecta algún cargo dudoso o algún error, informe de ello rápidamente a su entidad


¿De verdad sabe usar las tarjetas de crédito y débito en Internet? Comprar en Internet

¿Es seguro comprar en internet?
Se pueden efectuar compras y reservas por internet de forma segura siguiendo una serie de recomendaciones:
•Sólo haga compras en establecimientos de confianza y que posean un servidor seguro para proteger su información. El nombre, domicilio y NIF de la empresa deben figurar en la página web.
•Antes de introducir los datos de su tarjeta, asegúrese de que sea un sitio Web seguro. Debe aparecer un icono de un candado o llave sin romper abajo, en la barra de estado de la ventana de su navegador. La conexión segura cambiará la dirección en la barra de direcciones desde “http://..”. a “https://...”.
•Asegúrese de la autenticidad del comercio y que tiene sus certificados actualizados.
•Las pasarelas de pago ofrecen mayores garantías de seguridad, por lo que conviene realizar el pago a través de una siempre que se ofrezca esta opción.
•Nunca escriba el número de su tarjeta en un correo electrónico (email).
•Nunca debe ser necesario introducir el PIN de su tarjeta para comprar por Internet, aunque sí se suele pedir el número de seguridad (CVV) del dorso.
•Opere preferentemente con una tarjeta de crédito que tenga la disposición de efectivo restringida a su límite de crédito.
•Lleve un control de todas las operaciones que realiza a través de Internet. Imprima los justificantes de pago del comercio que aparecen en pantalla y las confirmaciones enviadas por correo electrónico.
•De la misma forma como si comprara en cualquier comercio físico, hay que conocer el precio total final del producto, incluyendo impuestos y coste de transporte. Consulte también los plazos de entrega y los derechos y condiciones para la devolución del producto.

Fuente:
http://www.finanzasparatodos.es/es/kitsupervivencia/tarjetascreditodebito/


La Ciencia de Hacerse Rico


Wallace Wattles

La llave de la riqueza no tiene nada que ver ni con el ahorro ni con la posesión previa de dinero.

El autor basa su libro en sus estudios a los largo de los años de las razones del éxito profesional y personal y propone un texto de crecimiento personal que desvela lo que, para Wattles, son principios universales con una efectividad demostrada a lo largo de los años.

Este libro es para "aquellos que quieren hacerse ricos primero y filosofar después".

Se publicó originalmente en 1910 y que sirvió de inspiración para otras obras basadas en el éxito personal.

Las bases de hacerse rico son el cambio de actitud, la solidaridad, la creatividad y la imaginación.

¿Sabía que Rhonda Byrne dijo que la inspiración para escribir el libro "El Secreto" fue su acercamiento a "La ciencia de hacerse rico" de Wattles?

Descargar ahora Demo Libro PDF


-???- | -???-