Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

EL ARTE DE LA ESTRATEGIA

Puedes seguirnos en:

-???-


Créditos inmediatos, no es oro todo lo que reluce

Finanzas personales. Emprender > Economía y finanzas personales

Antes de solicitar un crédito inmediato hay una serie de cuestiones que se deben conocer para evitar problemas.

Disponga de un crédito de 3.000 euros en 48 horas, sin papeleos y con sólo una llamada. La oferta parece atractiva, pero no hay que dejarse llevar por las apariencias, ya que no es oro todo lo que reluce.

Ni dinero fácil todo lo que ofrecen. La concesión de un cómodo y rápido crédito al consumo puede esconder disparadas condiciones bajo la letra pequeña y, lo que se presenta como la gran oportunidad para hacer frente a un imprevisto, se convierte en un coste mayor de lo que se esperaba.


Créditos inmediatos, no es oro todo lo que reluce

Plazos e intereses


El problema es que el 51,8% de las familias españolas reconocen que tienen dificultades para llegar a fin de mes, lo que les lleva a endeudarse cada vez más para, como se dice comúnmente, ‘tapar agujerillos’. Así, las familias destinan un 66% de sus ingresos al pago de deudas en forma de cuotas mensuales, mientras que en 1993 ese porcentaje no suponía más de la mitad de la renta familiar, según datos de un estudio de la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa Consumidores y Usuarios (CEACCU).

Aquí es donde aparecen los créditos al consumo fáciles e inmediatos representados por los establecimientos financieros de crédito (EFC), más conocidos como financieras. Como el endeudamiento crece sin parar y los españoles disponen cada vez de menos recursos, muchos optan por estos mini créditos (no pueden superar los 3.000 euros) para darse un capricho, ir de vacaciones, pagar la ‘vuelta al cole’ de los niños o cubrir pagos imprevistos en el coche o la vivienda.

Pero antes de contratar uno de estos préstamos (Cuenta Ahora, Cofidis, Credial, entre otros), que se valen de los anuncios de televisión para darse a conocer, es preciso tener algunas cuestiones en cuenta.

Plazos

Uno de los principales reclamos de este tipo de créditos es la inmediatez que ofrecen a la hora de conceder los préstamos. En principio no son 48 horas como promete el anuncio, son unos cuantos días más. Cuando uno hace la llamada para solicitar el préstamo debe contestar a un cuestionario personal para que la compañía le envíe unos formularios por correo, que hay que rellenar y remitir de nuevo a la empresa para que puedan estudiar la situación personal del demandante. A las 48 horas o 24, según la compañía, de recibir los datos personales contestan si conceden o no el crédito y es a partir de ahí cuando realmente cumplen el plazo de las 48 horas hasta que ingresan el importe del crédito en el número de cuenta que facilite el cliente.


Créditos inmediatos, no es oro todo lo que reluce

Intereses

Aquí reside la gran pega de este tipo de préstamos. Para un crédito de 3.000 euros la tasa de interés anualizada (TAE) puede llegar a alcanzar un 24,6%, y el interés nominal el 22,9%, frente al 8% que ofrecen la mayoría de los créditos personales de bancos y cajas. Así, si se pide un crédito de 1.200 euros, al cabo de 12 meses se habrá pagado 1.475,4 euros.

Pero aquí no radica la única diferencia con los créditos personales de las entidades bancarias. Éstas, en muchas ocasiones, ofrecen créditos a la medida del solicitante. La confianza y el trato continuo son lazos que permiten llegar a un acuerdo ventajoso para ambos. Además, las condiciones para conceder el crédito son cada vez más flexibles y rápidas. En el caso de pequeños créditos al consumo, basta con presentar las nóminas de los últimos 4 ó 5 meses para que la petición sea llevada a estudio, siempre y cuando se tenga una cuenta abierta con la entidad o la nómina domiciliada. En cambio, Cofidis exige, al menos, un año de contrato para pasar la solicitud.

Ventajas y otras opciones

Las ventajas que ofrecen los créditos fáciles e inmediatos están más relacionadas con la comodidad, que con los beneficios monetarios propiamente dichos. Todas las gestiones se hacen por teléfono, sin necesidad de acudir a la entidad financiera, con todo lo engorroso que esto resulta para muchas personas, sobre todo a la hora de solicitar un crédito, en el que hay que justificar las razones para pedirlo. Los créditos bancarios al consumo tradicionales tienen un objetivo especificado en el contrato. No es así en el segmento de las financieras. Además, ofrecen cómodos plazos, entre 34 y 44 meses para un crédito de 3.000 euros y este tipo de financiación carece de gastos de estudio, apertura o cancelación.

Otras opciones

Hay otras opciones para financiar sin intereses algunos gastos extraordinarios, como los créditos a tipo cero, pero debe tenerse en cuenta que hay que devolverlos a corto plazo (acostumbran a tener plazos máximos de tres o seis meses) y llevan aparejado un coste nada desdeñable, puesto que la comisión de apertura suele ser del 2% del importe solicitado. Pero si se busca financiación a más largo plazo o los gastos que se quieren sufragar son de mayor cuantía, probablemente haya que solicitar un préstamo personal. Con el nivel actual de los tipos de interés los bancos y cajas ofrecen productos muy atractivos que, como se ha citado anteriormente, cuentan con intereses muy competitivos.

El estudio de la asociación de consumidores citado anteriormente concluye que el nivel de endeudamiento de las familias puede llegar a ser insostenible. Las bajadas de tipos de interés y el optimismo frente a la situación económica han fomentado este auge, según el informe, que advierte, no obstante, que el número de familias que se quedan sin hogar por desahucio aumenta cada año. Además, según este estudio, una las principales causas del sobreendeudamiento (que se produce cuando la deuda de una familia supera el 70% de los ingresos) es la creciente utilización de tarjetas de crédito. Con estas tarjetas se se paga un 10% de las compras de lo comercios, y sus intereses se duplican ante el impago, de tal forma que al aplazar el pago se puede llegar a superar la tasa anual del 26%.




Fuente: http://www.consumer.es/web/es/economia_domestica/finanzas/2002/08/13/50516.php

La Ciencia de Hacerse Rico


Wallace Wattles

La llave de la riqueza no tiene nada que ver ni con el ahorro ni con la posesión previa de dinero.

El autor basa su libro en sus estudios a los largo de los años de las razones del éxito profesional y personal y propone un texto de crecimiento personal que desvela lo que, para Wattles, son principios universales con una efectividad demostrada a lo largo de los años.

Este libro es para "aquellos que quieren hacerse ricos primero y filosofar después".

Se publicó originalmente en 1910 y que sirvió de inspiración para otras obras basadas en el éxito personal.

Las bases de hacerse rico son el cambio de actitud, la solidaridad, la creatividad y la imaginación.

¿Sabía que Rhonda Byrne dijo que la inspiración para escribir el libro "El Secreto" fue su acercamiento a "La ciencia de hacerse rico" de Wattles?

Descargar ahora Demo Libro PDF


-???- | -???-