Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

EL ARTE DE LA ESTRATEGIA

Puedes seguirnos en:

-???-


Las 48 leyes del poder. Ley 17 MANTENGA EL SUSPENSE. MANEJE EL ARTE DE LO IMPREDECIBLE

Estrategias de Occidente > Las 48 leyes del poder. Robert Greene > Las 48 leyes del poder. Robert Greene 13-24

El ser humano es hijo del hábito y tiene una necesidad insaciable de sentirse familiarizado con las actitudes de quienes lo rodean.

Si usted se muestra predecible, confiere a los demás la sensación de tener cierto control sobre usted. Invierta los papeles: muéstrese deliberadamente impredecible.

Las actitudes que en apariencia carecen de coherencia o propósito desconcertarán a los demás, que se agotarán tratando de explicarse sus movimientos y acciones.

Llevada a un extremo, esta estrategia puede intimidar y aterrorizar.

Nada resulta más aterrador que lo repentino y lo impredecible. Es por eso que nos asustamos tanto frente a un terremoto o a un tornado: no sabemos cuándo nos va a golpear. Después de que pasaron, esperamos, aterrados, a que llegue el próximo. En menor grado, el comportamiento humano impredecible produce el mismo efecto.



Los animales se comportan de acuerdo con esquemas previsibles, lo cual nos permite cazarlos y matarlos. Sólo el ser humano tiene la capacidad de modificar de manera consciente su comportamiento, improvisar y superar el peso del hábito y la rutina. Sin embargo, la mayoría de los hombres no toman conciencia de su poder. Prefieren la comodidad de la rutina, ceder a la naturaleza animal que los impulsa a repetir, una y otra vez, los mismos actos compulsivos. Lo hacen porque ello no exige esfuerzo alguno y porque creen, erróneamente, que si no desconciertan o perturban a los demás, éstos los dejarán tranquilos. Es necesario comprender algo fundamental: una persona poderosa despierta un cierto grado de temor, desconcertando en forma deliberada a quienes la rodean, a fin de tener siempre la iniciativa. A veces es necesario golpear sin previo aviso, hacer temblar a los demás cuando menos lo esperan. Es un arma que los poderosos han usado durante siglos.


Filippo Maria, el último duque Visconti de Milán

Filippo Maria, el último duque Visconti de Milán, que vivió en Italia en el siglo xv, hacía, adrede, lo contrario de lo que todos esperaban de él. Por ejemplo, de pronto halagaba a un cortesano con atenciones, y luego, cuando el hombre esperaba ser promovido a un puesto más elevado, empezaba a tratarlo con el mayor de los desprecios. Confundido, el hombre pensaba en abandonar la corte, momento en el cual el duque volvía a llamarlo y a tratarlo bien. Doblemente confundido, el cortesano se preguntaba si su suposición de que sería promovido había resultado, acaso, evidente y ofensiva para el duque, y comenzaba a comportarse como si ya no esperara tal honor. Entonces el duque lo censuraba por su falta de ambición y lo echaba de la corte.
El secreto para tratar con Filippo era simple: no pretender saber qué era lo que él quería. No intentar adivinar qué lo complacería. Nunca imponer la propia voluntad sino someterse a la voluntad de él. Y luego esperar. En medio de la confusión y la incertidumbre que generaba, el duque gobernaba en forma absoluta, sin que nadie lo desafiara.

La impredecibilidad es sobre todo una táctica de jefes, pero también el subalterno puede utilizarla de manera muy eficaz. Si usted se siente superado por la mayoría o acorralado, realice una serie de jugadas impredecibles. Sus enemigos quedarán tan confundidos que retrocederán o cometerán serios errores tácticos.

El gobernante iluminado es tan misterioso que parece no habitar en ninguna parte, tan inexplicable que nadie puede buscarlo. Él descansa en la no-acción, y debajo de él sus ministros tiemblan. Han-fei-Zi, filósofo chino, siglo III a.C.


El Arte de la Guerra y la Estrategia


Estrategias desde la antigüedad hasta el presente explicadas de forma sencilla.

- Cómo vencer sin luchar.
- Estrategas y estratagemas.


Este libro sobre el arte de la guerra y la estrategia le va a ser muy útil porque trata sobre la lucha y el conflicto. Puesto que a lo largo de nuestra existencia
todos entramos en pugna con otras personas, es bueno conocer la estrategia para resolverlos. La estrategia preferible de hacerlo es la negociación, pero no siempre funciona.

Si elige participar en un conflicto, lo mejor es ganar cuanto antes con el mínimo daño propio y a ser posible, del adversario.

Descargar Demo Libro PDF


-???- | -???-