Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

EL ARTE DE LA ESTRATEGIA

Puedes seguirnos en:

-???-


Lenguaje corporal. ¿Por qué los bostezos se contagian?

Lenguaje corporal > Lenguaje corporal y significado de los gestos

Es imposible reprimirlos cuando alguien más abre la boca. Los expertos creen que tienen que ver la empatía y los vínculos sociales. A pesar de su universalidad entre los vertebrados, desde los estados fetales hasta la edad más avanzada, y la curiosidad que esta acción espontánea despierta de inmediato en aquellos que lo hacen, el origen y función de los bostezos son todavía motivo de controversia y especulación entre los científicos.


Lenguaje corporal. ¿Por qué los bostezos se contagian?


Por contra, los dichos populares resuelven esta incertidumbre de una forma clara y contundente: si bostezas quiere decir que tienes hambre, sueño o aburrimiento. Pero científicamente, lo único que se ha podido demostrar de forma consensuada es su naturaleza contagiosa en humanos, algunos primates no humanos, y posiblemente perros. Así, un nuevo enigma aún más interesante se plantea: ¿Por qué se contagian los bostezos?

Bostezar es una respuesta ubicua y se presenta de forma regular en diferentes estados fisiológicos y contextos sociales, aunque solo lo hace de manera excesiva cuando está asociada a enfermedades neurológicas. Los bostezos contagiados, tanto conspicuos como los otros, son aquellos que se inician de forma involuntaria e inmediata al ver o escuchar a alguien bostezar. Pero incluso el hecho de pensar o leer sobre ello es suficiente para hacernos sentir la necesidad imperiosa de bostezar. No hay ninguna duda, es un hecho largamente documentado: ¡nos han contagiado el bostezo!

La respuesta más lógica tras el contagio involuntario de un bostezo, probablemente que en este momento ya habréis comenzado a experimentar, sería porque tiene alguna función bastante relevante, evolutivamente o filogenéticamente preservada, que nos favorece de forma significativa hasta el punto de que otros miembros de nuestra especie la copien involuntariamente, a modo de respuesta adaptativa. Pongamos por caso, si bostezamos porque estamos aburridos, o más bien poco despiertos, el aumento instantáneo de oxígeno que la acción implica nos retorna al estado de alerta que hasta ahora nos falta, y copiarlo puede ser bueno también para los congéneres que nos rodean. Pero las evidencias experimentales parecen refutar esta hipótesis. Así, aunque los estudios conductuales y las grabaciones electroencefalográficas de la actividad cerebral antes de un bostezo demuestran de forma consistente que los bostezos suceden durante estadios de baja vigilancia o adormecimiento, no se observa ningún cambio explícito en estos mismos parámetros después de haberse producido el bostezo.


Lenguaje corporal. ¿Por qué los bostezos se contagian?


No obstante, la asociación de los bostezos con la alternancia de los estados de vigilia y sueño, la respiración, la sexualidad y la nutrición hace que no se les considere con un propósito único, sino como una respuesta multifuncional en muchas especies, lo que les convertiría en una buena acción a imitar si se da el caso. Otros investigadores ven en el hecho de que los bostezos sean capaces de contrarrestar aumentos transitorios de la temperatura cerebral y corporal, razón suficiente para preservarlos evolutivamente entre los homeotermos y condicionar su naturaleza contagiosa. Pero, entre todas, la explicación más conciliadora sobre el origen de los bostezos y por qué se contagian se basa en la hipótesis que considera que el bostezo tiene una función social y comunicativa, donde los valores sociales responden a necesidades fisiológicas.

Una 60% de los humanos sanos no pueden evitar bostezar de forma imperiosa cuando observan bostezar a sus congéneres. Probablemente ni siquiera vislumbraron que su irrefrenable acción se interpreta científicamente como una expresión primitiva de pensamiento social, aquello que hoy comúnmente llamamos empatía: una habilidad para conseguir conductas motoras y emocionales en resonancia con los otros muy aferrada a la propia evolución de los homínidos, y que explicaría de la forma más sencilla el fenómeno del contagio de los bostezos.

Más entre familiares

Se conoce que la proximidad social que establecemos los humanos entre nosotros modela la distribución del contagio de los bostezos, de manera que los bostezos son más contagiosos entre dos individuos fuertemente vinculados que entre dos que tengan menos vínculos. En noviembre de 2012, investigadores del Departamento de Biología Evolutiva y Funcional de la Unicersidad de Parma y el Museo de Historia Natural de Pisa demostraron también en los bonobos la capacidad para responder a los bostezos de sus semejantes. Aunque el bostezo espontáneo era más frecuente en situaciones de reposo o relajación que cuando había situaciones con tensión social, el contagio de bostezos era totalmente independiente de este contexto social. Es decir, la probabilidad de bostezar después de observar bostezos no estaba relacionada con la propensión a bostezar espontáneamente. Estudiando otros factores que pueden condicionar el contagio de los bostezos, los investigadores observaron que el nivel de contagio estaba aumentando en sujetos con una fuerte vinculación y cuando era una hembra quien inducía el bostezo. Estos resultados ponen de manifiesto, una vez más, la importancia de los vínculos sociales y la empatía modelando el contagio del bostezo, como también el hecho de que las hembras adultas, que en la sociedad de bonobos son el núcleo en las relaciones y la toma de decisiones, jugaban un papel clave afectando el estado emocional de los otros.

El hecho cada vez más claro, a nivel neuropsicológico, de que el contagio de bostezos esté relacionado con la empatía resulta encantador. Solo nos queda comprender del todo los complejos mecanismos neurales que hay tras el contagio de los bostezos. Sabemos que la susceptibilidad a contagiarse los bostezos está correlacionada con la velocidad de autoreconocimiento de nuestra propia cara y los estudios con neuroimagen funcional nos han permitido adivinar que está también asociada a la activación de regiones del cerebro relacionadas con los procesos cognitivos de tipo social. Y, tal como era de esperar, el nivel de activación cerebral al contagiarse el bostezo es mayor cuanta más similitud existe entre los dos bostezos, el escuchado y el contagiado, lo cual demuestra su implicación y la relación entre los bostezos y la empatía.

Por Lydia Giménez-Llort.
Doctora en Ciencias Biológicas, profesora en Psiquiatría y investigadora en Neurociencias de la Universidad Autónoma de Barcelona.


Fuente: http://www.abc.es/ciencia/20130224/abci-contagian-bostezos-201302221803.html

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR:

Cómo conocer a las personas por su lenguaje corporal

Leonardo Ferrari

Mas allá de las palabras, el cuerpo no miente

¿No sería fantástico leer los pensamientos de los demás e influir en ellos? Ahora puedes conocer los secretos de este lenguaje silencioso y que nunca miente.
Descargar Demo libro PDF


¿Has pensado que tu postura te hace transparente?

Ahora puedes entender los gestos

Descubre cómo funcionan los indicadores en lenguaje corporal

Digamos la verdad somos animales territoriales

Cómo usar el lenguaje corporal en la negociación y en entrevistas de trabajo

Los secretos para imponer nuestra personalidad

¿Sabes los gestos por los que puedes detectar mentiras?

Cómo influir en las personas con la Programación Neuro-Lingüística y lenguaje corporal

Si te gusta seducir, esto te interesa

LENGUAJE CORPORAL Y GESTOS

Lenguaje corporal, gestos, cómo saber si le gustas, seducción, leer la mente, enamorar...

Gestos y su significado (1) Miradas y tacto Lenguaje corporal en entrevistas de trabajo
Gestos y su significado (2) Trucos variados Los misterios del lenguaje corporal del rostro  
Gestos sensuales y sexuales Distancias zonales Cómo enamorar a una mujer en 10 minutos  
Gestos que delatan la personalidad Lenguaje corporal y enamoramiento Ejercer poderío por medio del lenguaje corporal en los negocios
Gestos de señales de peligro Lenguaje corporal en los famosos Lenguaje corporal. 10 gestos de que le gustas a una mujer
Gestos de emociones básicas Lenguaje Corporal en China (1) Lenguaje corporal. 10 gestos de que le gustas a un hombre
Cómo dar una buena impresión con tu lenguaje corporal Lenguaje Corporal en China (2) Lenguaje corporal. El espejo de la empatía
Lenguaje corporal para seducir a un hombre Contar con las manos en China El lenguaje corporal de los bebes
Descubre el lenguaje corporal secreto de las arrugas Lenguaje corporal y seducción. La mirada 10 señales para detectar el lenguaje corporal de los celos
Lenguaje Corporal. Gestos que indican quien lleva la relación Las 7 estrategias de lenguaje corporal de una buena seductora Lenguaje corporal. Gestos. La sonrisa
Lenguaje corporal. Gestos. Las palmas de tus manos delatan tu timidez Lenguaje corporal. Gestos. Las cinco mejores razones para dar un abrazo 20 secretos de lenguaje corporal
Lenguaje corporal. Adivinar el pensamiento con los micropicores Lenguaje corporal. Sobran las palabras El lenguaje corporal y los gestos que hablan de ti
5 claves del lenguaje corporal en una negociación Lenguaje corporal, los gestos de los ojos Lenguaje corporal y programación neurolingüística: anclajes
Lenguaje corporal y cómo ocultar tus pensamientos Lenguaje corporal. Cómo duermes y qué relación tienes Lenguaje corporal. 13 gestos de las mujeres para seducir
Lenguaje corporal. Un gesto que aumenta tu atractivo Lenguaje corporal. Signos de cortejo y gestos de atracción Lenguaje corporal. Barreras y Seducción
Lenguaje corporal. Juegos de manos y un espía en la mirada Lenguaje corporal. Comunicación no verbal Lenguaje corporal. Por qué nos incomoda ver nuestra imagen
Cómo entender el lenguaje corporal de las mujeres al coquetear Lenguaje corporal. Multiplica tu atractivo en 5 días Lenguaje corporal. 8 consejos para mantenerte joven
22 Reglas para el éxito del lenguaje corporal El lenguaje corporal habla de tus emociones Lenguaje corporal. Seducir sin palabras
7 trucos de lenguaje corporal en ventas Lenguaje corporal. Con solo ver su cara, es posible saber si un hombre va a ser infiel Lenguaje corporal. Cara de póker, ¿funciona?
Lenguaje corporal. No dejes el teléfono sobre la mesa Lenguaje corporal. Cómo influyen las piernas Lenguaje corporal en negociaciones
Cómo crear una excelente primera impresión con tu lenguaje corporal Cómo mejorar tu lenguaje corporal: 7 errores que debes evitar Cómo seducir con un lenguaje corporal poderoso
Mitos y realidades del lenguaje corporal y de los gestos Lenguaje corporal. ¿Como empezar a leer los gestos? Lenguaje corporal. Gestos que hablan de ti
Lenguaje corporal. ¿Por qué los bostezos se contagian?    

-???- | -???-