Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

EL ARTE DE LA ESTRATEGIA

Puedes seguirnos en:

-???-


La presión sonriente de los nuevos jefes (2)

Liderazgo y rendimiento > Liderazgo

Las nuevas exigencias empresariales hacen necesarias nuevas habilidades y comportamientos diferentes. Más, en un contexto como el actual en el que los retos son más abundantes y más complicados que en el pasado inmediato, pues no ser capaces de afrontarlos con éxito ya no implica menores beneficios, sino simple y llanamente, la desaparición de la empresa.




La presión sonriente de los nuevos jefes


Un CEO optimista

Que la cosa está mal ya lo sabemos todos. Por eso, se espera del responsable de una empresa que sea capaz de inspirar manteniendo la moral de sus trabajadores alta y, para ello, un cierto sentido del humor (o un “humor productivo”, como se dice en el estudio) resulta clave. ¿Por qué? Porque el optimismo lleva a la creatividad, la creatividad a la productividad y ello, al éxito. Las caras largas favorecen que el círculo vicioso tome la dirección completamente opuesta. Ello sirve, por ejemplo, para hacer frente a la lentitud en la toma de decisiones que muchos CEO alemanes o brasileños han detectado en los trabajadores españoles y que el humor puede ayudar a que sean menos traumáticas.

Predicar con el ejemplo

Soler se pregunta cómo puede un CEO exigir a su director comercial conocer al cliente en profundidad si él mismo no tiene ni la mínima idea de cuál es su perfil. Esto tiene repercusión en todas las facetas de la empresa, por las que el presidente ha de preocuparse. Algo que, en muchos casos, se ha hecho al poner en marcha proyectos ambiciosos que requerían un seguimiento pormenorizado.

Una cultura de austeridad

Según muestran las entrevistas en las que se ha basado el estudio, la cultura empresarial en España ha cambiado de forma radical en el último lustro. La crisis ha provocado que todos los miembros de una empresa valoren hasta el gasto más pequeño. “Los empleados eran los primeros en proponer ajustes y austeridad”, señala Soler. En ese contexto, el primero que debe dar ejemplo es, por supuesto, el propio CEO. Si él no lo hace, nadie lo hará.

Los departamentos ya no son estancos, sino transversales

Se acabaron los días en los que las diferentes secciones de una firma competían entre sí por ser la más eficiente. Ahora, es importante que todos los trabajadores sean conscientes de que reman en la misma dirección. Cada vez más, los CEO quieren departamentos transversales que colaboren entre sí y no que se zancadilleen mutuamente. También, speed teams, muy focalizados en el tiempo y cuya meta es alcanzar unos objetivos concretos, una fórmula organizativa que acaba con la rigidez de las estructuras del pasado.

Acumulación de liquidez

El cierre del grifo de los bancos ha provocado que un gran número de empresas hayan concentrado sus esfuerzos en reducir deudas y fortalecer su tesorería. Las empresas no financieras del IBEX han mantenido unas posiciones de tesorería récord durante los últimos dos ejercicios, lo que les permite afrontar oportunidades de inversión interesantes en el mismo momento en que se presenten.

Tratar a los proveedores como aliados

Uno de los comportamientos más perniciosos de pasados tiempos era “ahogar” a las empresas proveedoras hasta el punto de que se veían obligadas a cerrar, causando consecuencias más negativas que unos costes un poco más altos. Sin embargo, mantiene Soler, los buenos CEO han sido aquellos que han tratado a los proveedores como partners. Colaboradores, no adversarios.

Premiar los pequeños éxitos

Se trata de la última de las cuarenta piezas que se presentan en el informe. Ser capaz de valorar el trabajo bien hecho, por pequeño que pueda parecer a simple vista, es lo que ha diferenciado a los CEO triunfadores de los que se quedaron atrás. De las pequeñas victorias, un día nacen los grandes triunfos.

Fuente: http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013/03/13/asi-son-los-nuevos-jefes-les-gusta-presionarte-al-maximo-pero-siempre-con-una-sonrisa-116735/


Aprendiendo a ser un líder. Konrad Strauss


El liderazgo explicado de forma breve y sencilla


El arte de mandar, aspectos del mando, conquista de voluntades y principios de disciplina

Aptitudes, funciones y responsabilidades del mando

Índices del don de mando: cualidades y atributos de un buen mando

Conozca a sus subordinados

Deberes del mando con sus subordinados y con su organización

Consejos a los mandos noveles y cómo orientar al nuevo subordinado.

Como atender quejas y cómo hacer una amonestación

Tipos de órdenes y verificación de su ejecución

Emisión de ordenes efectivas: lo que se debe hacer y lo que se debe evitar

Conózcase a sí mismo: autoanálisis de condiciones de mando

Descargar ahora DEMO Libro PDF


-???- | -???-